lunes, 30 de marzo de 2009

Con africanos no vale ?

Con africanos no vale
El miércoles próximo, toca por eliminatorias jugar contra el seleccionado chileno.
No va a ser sencillo por dos razones fundamentales, ellos son locales, y los dirige mi tocayo, Marcelo Bielsa, que parece haber encontrado una forma de jugar que le va bien a los transandinos, al punto de tenerlos hoy segundos en las eliminatorias, y haberle ganado por ejemplo a Argentina, por primera vez en la historia de las eliminatorias a los mundiales.

Una vez más, buen momento para meter un bocadillo histórico, esta vez relativo a los chilenos, y hacer memoria.

Uruguay fue uno de los primeros en democratizar el fútbol, introducido por los ingleses, y patrimonio en sus inicios de las clases altas y los extranjeros, pronto, fruto de la pasión que despertara desde muy temprano, los criollos comenzaron a practicar este deporte.
Esto no ocurrió en todos los países de la región, el deporte no prendió con la misma fuerza en todos lados, permaneció durante un tiempo importante siendo un deporte más elitista en algunos países, mientras aquí rápidamente se transformaba en un pasatiempo popular.


El primer campeonato continental de selecciones es la Copa América, antes llamada Copa Sudamericana, que comenzó a disputarse en 1916.
Se disputó por primera vez en Argentina, y Uruguay sería quien se quedara con el título.
En aquel primer campeonato continental, Uruguay empataría con Argentina, luego de vencer a Brasil 2 a 1, y de golear a Chile 4 a 0.

Luego de aquella paliza, Chile denunció formalmente a Uruguay frente a la Confederación por hacer trampas.
Según ellos era inaceptable "la inclusión de dos africanos en el equipo uruguayo".
Los dos "africanos" denunciados, eran Isabelino Gradín, y Juan Delgado, negros ambos, ciudadanos uruguayos.
Para los chilenos en ese entonces era inconcebible que usaran la misma camiseta miembros de la aristocracia uruguaya como el capitán Jorge Germán Pacheco, sobrino del presidente uruguayo, con dos negros descendientes de esclavos.
Por suerte Uruguay en esas épocas estaba a la vanguardia no sólo en fútbol, también en cuestiones más importantes.

domingo, 29 de marzo de 2009

Charrúas 2, Guaraníes 0

Uruguay 2 - Paraguay 0
Uruguay 2 - Paraguay 0

Ganamos bien, aunque hay amargados que si perdemos se quejan, y si ganamos buscan "peros".
Le ganamos 2 a o a los paraguas que son bravísimos y por algo van primeros en las eliminatorias, con goles de Forlán y Lugano, fin del asunto.
Ojalá se repita con Chile.

viernes, 27 de marzo de 2009

Ambientadísimo

Ando corriendo, ya de salida, una musiquita para hacer el camino con buena banda sonora.
Son de Texas, los maestros Gibbons, Hill y Beard, ZZ Top haciendo su famosísimo Blue Jean Blues, una obra maestra.
Ahhh, me juí.

jueves, 26 de marzo de 2009

Fútbol guaraní

Paraguay
El próximo sábado, por eliminatorias para el mundial, toca enfrentarse a Paraguay, excusa ideal para traer a la memoria alguna anécdota remota.

Los partidos contra los paraguayos siempre son difíciles, quizás porque tienen un juego similar al nuestro.
Desde hace algunos años les va bastante mejor que a nosotros, y prueba de ello es su permanente presencia en los mundiales, por ejemplo; o su posición en el lugar 15 del ranking de Fifa, en el que nosotros ocupamos la posición 21.
No en vano ellos van primeros en las eliminatorias, virtualmente clasificados, y nosotros quintos, diez puntos más abajo y en zona de repechaje.

Pero no siempre fue así, y de hecho la historia del fútbol uruguayo es bastante más rica en títulos que la de los guaraníes.

En 1924 Uruguay fue campeón olímpico, justo en el año en que a Paraguay le tocaba organizar su primer Copa América.
Como no tenían un estadio adecuado, decidieron usar como sede Montevideo, para aprovechar la euforia que existía aquí.
La final la jugaron Uruguay y Argentina, teniendo los celestes un punto de ventaja debido a que los argentinos habían empatado un partido, lo que significaba que con un empate alcanzaba.
El partido, aunque fue una paliza de Uruguay, finalizó 0 a 0 gracias al golero argentino, Américo Tesorieri, que se atajó todo.
Los celestes salieron campeones, y en el festejo, homenajearon al guardameta rival que fuera decisivo para mantener el cero en su arco, levantándole en andas y llevándolo ante el Presidente de la República, para que fuera felicitado. Igualito que ahora, casi.

Así, en 1924, Uruguay salió campeón, en la primer Copa América organizada por Paraguay, pero jugada en nuestro país.

Tal fue el éxito de esa organización, que con lo recaudado los paraguayos construyeron así su primer gran estadio en el barrio de Puerto Sajonia, al que llamaron en agradecimiento "Estadio Uruguay".
Ese nombre sería cambiado décadas más tarde, hasta transformarse en el por todos conocido estadio "Defensores del Chaco".
No estaría mal que volvieran a agradecer por aquello el sábado y se fueran sin robarnos puntos del Centenario, no ?

miércoles, 25 de marzo de 2009

Calzones mojados

Hoy me levanté country, quién sabe por qué, la canción venía sonando en mi cabeza cuando desperté.
iiiii am a maaaaaan of constant sorroooooow,
i've seen trooooouble all my dayyyyys.
iiiii bid fareweeeeell to old Kentuckyyyyy,
the place where iiiii was born and raiiiiised.

(The place where heeeee was born and raiiiiiised!)



La película es "Dónde estás hermano?" ("O Brother, Where Art Thou?"), de 2000, de los hermanos Coen, protagonizada por George Clooney, John Turturro, y Tim Blake Nelson; demencial. Son los Soggy Bottom Boys, haciendo "I'm A Man Of Constant Sorrow".

viernes, 20 de marzo de 2009

Final del Mundial Juvenil 2009


No es lo mismo


  • No es lo mismo ser escritor que saber usar Word.

  • No es lo mismo ser Matemático que saber usar una calculadora.

  • No es lo mismo ser Paisajista (ni Botánico) que ir con la palita a plantar un perejil en el fondito de la casa.

  • No es lo mismo manejar AutoCAD que ser Arquitecto, o siquiera Dibujante.

  • No es lo mismo ser Diseñador Web que chapucear en Dreamweaver.

  • No es lo mismo ser Doctor que saber cómo se usa un termómetro, ni siquiera es parecido.

  • No es lo mismo ser Diseñador Gráfico que hacer dibujitos con Corel Draw o en Freehand.

  • No es lo mismo, ser Contador que saber usar Excel, solo un bobo o un mentiroso puede decir que es igual.

  • No es lo mismo ser Chef que rebuscárselas con una sartén para hacer huevos fritos.

  • No es lo mismo copiar y pegar un código de HTML que ser Programador.

  • No es lo mismo ser Ebanista o Carpintero, que pegarle la pata floja a alguna silla.

  • No es lo mismo meterle un filtro a una foto en Photoshop que ser Fotógrafo, o Artista...(no se rían).

  • No es lo mismo ser, que pretender ser, no es lo mismo.

Son cosas que casi todo el mundo sabe, pero igual, nunca está de más dejar en claro que nosotros también sabemos, que no es lo mismo.

jueves, 19 de marzo de 2009

Pequeña serenata diurna




Pequeña serenata diurna

Vivo en un país libre,
cual solamente puede ser libre
en esta tierra, en este instante,
y soy feliz porque soy gigante.

Amo a una mujer clara
que amo y me ama sin pedir nada,
o casi nada,
que no es lo mismo pero es igual.

Y si esto fuera poco,
tengo mis cantos que poco a poco
muelo y rehago habitando el tiempo,
como le cuadra a un hombre despierto.

Soy feliz, soy un hombre feliz,
y quiero que me perdonen
por este día
los muertos, de mi felicidad.

Silvio Rodríguez

Afane cultural

pagoda
Ayer, mientras escribía la entrada anterior sobre Matos Rodríguez, buscaba algunos datos por allí, en diversos sitios web, y a veces daba con alguno que lograba nublar mi natural buen humor.

Por alguna razón, hay quienes quieren reescribir la historia a su medida y conveniencia, aún contra toda evidencia razonable.
En el caso de La cumparsita, ya comenté antes que pese a que se menciona como autor a Matos Rodríguez, y que se sabe que esta persona fue uruguayo, igualmente se cuestiona la nacionalidad de su obra, una ridiculez.

Esto me recordó a un episodio ocurrido durante el viaje de Arquitectura, en Nepal.
Allí me llamó la atención la insistencia de los guías al repetir una y otra vez, durante las visitas, que las pagodas, eran originarias de su país.
Y lo son, surgieron como estilo en Patán, en el valle de Katmandú, en Nepal, y de allí se extendieron hasta China, donde los chinos y su larga hegemonía en Asia, esparcieron ese estilo por todo Oriente.
Sin embargo cuando vemos una pagoda, jamás pensamos en Nepal, pensamos en China, o Japón.
De allí el afán reivindicativo de los nepalíes, que siendo un país chico, sienten que su patrimonio cultural es atribuído a países más grandes.
Hay hasta una cadena de restaurantes chinos, que llevan por nombre Pagoda; los pobres nepalíes están en el horno.

Por aquí, en Uruguay nos pasa algo parecido.
Muchas veces se trata de cosas pequeñas, que hacen a la vida cotidiana, y forman parte de nuestra identidad.
Escuchar que en realidad son "invento extranjero", no cae bien.
El caso del más famoso de los tangos es particularmente molesto cuando se usa simbólicamente como ícono de otro país al que no pertenece.
Pero hay otros.
Hace 5 o 6 años por ejemplo, Argentina manifestó su intención de declarar como propios nada menos que el asado, las empanadas, y el dulce de leche.
Uruguay presentó ante Unesco la moción de que fueran considerados patrimonio gastronómico del Río de la Plata, y no exclusivo de un sólo país.
No se trata de una mera cuestión de exactitud histórica, orgullo o justicia.
Esas cosas son importantes, pero también hay otras.
Por ejemplo, el de la "denominación de origen".
De asumir como propio un producto, sólo hay un paso a reclamar como exclusivo el derecho a usar el nombre comercialmente.
Son famosos los casos del champagne, por ejemplo, o el oporto, por mencionar un par.
No está permitido utilizar esa denominación comercialmente fuera de sus zonas de origen.

Otros ejemplos de apropiación cultural de nuestros vecinos son el tango o Gardel, tema sobre el que sería ocioso ponerse a discutir ahora, y hasta el mate.

Pero no somos las únicas víctimas, aunque por proximidad y tamaño estamos más expuestos que otros países.
Basta una búsqueda de 5 minutos para encontrarse con que argumentan que la birome es argentina, aunque fue patentada por un húngaro de nombre Biro en Europa, y en una búsqueda más extensa pueden encontrarse quienes desde la vecina orilla reclaman como propias desde la invención del helicóptero hasta la del colectivo y en algún caso ya casi enfermizo, hasta el fútbol.

Hay un artículo interesante, sobre todo por estar escrito por un argentino, sobre este afán de apropiación, a veces cómico, a veces indignante.
Vale la pena leerlo, y puede hacerse aquí.
De todas formas los argentinos no son los únicos, son los que más sufrimos nosotros por tenerles al lado, pero hay otros, si no pregúntenle a los nepalíes.

miércoles, 18 de marzo de 2009

El padre del himno

En 1998 un decreto presidencial de Sanguinetti consagró a "La Cumparsita" como el "Himno Popular y Cultural del Uruguay".
Se hizo así justicia a la pieza musical uruguaya más famosa de cuantas existe, y al más famoso tango de todos los tiempos.

Tal es su fama, que en numerosas ocasiones desde Argentina se ha querido identificar a La Cumparsita con ese país en diversos eventos artísticos, deportivos y hasta políticos.
Es común ver que desde la vecina orilla, nuestros hermanos lo mencionan como el "himno del Río de la Plata", otras lisa y llanamente como un "tango argentino", pero casi siempre eluden mencionar que es obra de un uruguayo, ergo, es un tango uruguayo.
Durante los Juegos Olímpicos de Sydney la delegación argentina le usó para desfilar en la fiesta inaugural, e incluso en 1992, en la Exposición Universal de Sevilla, Argentina protestó porque la delegación uruguaya ponía demasiado énfasis en que se trataba de un tango uruguayo.


Lo real es que la cosa no admite demasiada discusión.
El tango "La Cumparsita" fue compuesta por Gerardo Matos Rodríguez, quien lo creara en principio como una obra instrumental, aunque luego tendría 5 letras diferentes, una de ellas, de 1926, de su autor original, aunque hay otras 4 incluyendo una escrita en inglés.
Debe ser alucinante escuchar el himno de los tangos cantado en inglés, y en cualquier momento aparece alguna película de Oliver Stone en donde se reivindica que en realidad es un tango estadounidense, quizás incluso asegure que se trata de un fox-trot.

Se estrenó en su versión original, la instrumental, en el año 1917, en el "Gran Café y Confitería La Giralda", de Montevideo, que se ubicaba en donde años después se construiría el emblemático Palacio Salvo, y al día de hoy, se estima que existen más de 1000 versiones diferentes de este tango.

Su autor lo compuso cuando tenía apenas 19 años.
No son claras las causas por las que compuso la pieza.
Hay quien asegura que lo hizo como una marchita de himno de la Liga Universitaria de Fútbol.
Hay quien en cambio, afirma que fuera compuesta como una canción carnavalera estudiantil, aunque ciertamente también hay quienes se decantan por la tesis de que desde un comienzo fue un tango.
El origen del nombre tampoco es claro, no cabe duda de que el título "La cumparsita" fue inspirado en un mozo italiano que llamaba así, por hablar mal el español y no poder pronunciar correctamente "comparsita", al referirse a un grupo de estudiantes al que Matos pertenecía.

La cumparsita
Hoy, 18 de marzo, es cumpleaños de Gerardo Matos Rodríguez, el autor del tango más famoso del mundo.
Cumpliría 112 años, aunque falleció antes de vivir siquiera la mitad de eso, a los 51.
Aún así, por suerte logró ver a su creación convertida en una obra reconocida en el mundo entero.


No hace falta decir que es la excusa perfecta para escuchar una de las centenares de versiones que existen de "La cumparsita".
Elegí la versión instrumental de La Tabaré, de la época que en la guitarra la rompía Rudy Mentario, un capo.
Bueno, no digo más, por favor, de pie, que va a sonar el himno...


domingo, 15 de marzo de 2009

Un año más

Estarías un año más viejo hoy, aunque hace un año y medio te plantaste, para quedarte para siempre en los 75.
Si todavía andás por ahí, poco de lo que cuente va a ser novedad, si no estás, nada de lo que diga importa.

De todas formas, por si estás en las nubes, como a veces solías estar, te cuento que he estado pensando mucho en vos últimamente.
Que te extraño muchísimo, y que me encantaría poder tener alguna charla contigo, como tantas que tuvimos, aún las que acabaron en discusión.
Si estuvieras por acá, en unos minutos te estarías sentando frente a la tele a ver al manya, aunque sea para protestar.
En unos minutos voy a estar también yo frente a la tele, rezongando por los dos, no te preocupes.
El enano anda enorme, empezó quinto de escuela, el tiempo se nos escapa rapidísimo, también sabés eso.
No sé qué más decirte, mi ánimo es espantoso hoy.

Más allá del bla bla bla, en realidad hoy lo que quería es decirte que no se me olvidó el día.
Es imposible.
Sería imposible olvidarme tu cumpleaños; aunque quisiera no podría, y además no quiero.
Te extraño horrores a veces, hoy por ejemplo.
Te mando un beso y un abrazo fuerte.
Te quiero mucho.

sábado, 7 de marzo de 2009

Nos fuimos

Valizas






viernes, 6 de marzo de 2009

Respete las señales

Ayer ocurrió aquí en Atlántida un hecho poco usual, un choque bastante importante.
Un Citroen AX se dió tremenda piña contra un camioncito de reparto, dejando el autito convertido en acordeón.

Que hayan pocos choques no es debido a que se maneje bien, sino a que hay pocos coches, y las calles están en mal estado obligando a circular a una velocidad moderada, por lo que las probabilidades de darse contra otro auto son escasas, no nulas como queda demostrado cada tanto.

Si fuera por la pericia de los conductores deberían haber accidentes a cada cuadra, se maneja pésimamente mal.
Los carteles de "Pare" y "Ceda el paso" son ignorados como si no estuvieran.
El respeto por el que viene por la derecha es nulo, es más, estoy convencido que un alto porcentaje ignora que exista una norma al respecto.
Hay tipos que vienen por la izquierda, o que se encuentran en un cruce con un cartel de "Pare", y cuando pasas se asoman por la ventanilla y te gritan algo, o sacuden la cabeza como diciendo "qué burro!".

Hace un par de semanas me ocurrió esto con un gordito en moto, yo venía por su derecha y seguí, haciendo uso de mi preferencia.
Él, además de venir por mi izquierda, iba a doblar, pero obviamente no pensaba detenerse, porque igualmente se puso a gritarme algo.
Yo iba allí nomás, cerquita, a mitad de esa cuadra, y como me pareció que los gritos eran para mí y lo noté angustiado, paré el coche contra la vereda y bajé rápido para ir a su encuentro y que pudiéramos intercambiar amablemente opiniones sobre cualquier tema que lo perturbara.
Pero cuando me vio ir hacia él, en vez de detenerse, aceleró.
Es un problema habitual, a la gente que dice cosas desde el coche se le van las ganas cuando uno se baja a charlar más cómodo.

Así, que quizás me perdí de algún argumento genial que me demostrara mi error.
Quizás cambiaron las reglas de tránsito y yo no me he enterado.
Mientras no me entere seguiré pensando que el error no es mío, que un altísimo porcentaje de los conductores son ignorantes, y en algunos casos cretinos que creen que el mundo debe detenerse a su paso.
Una plaga.

jueves, 5 de marzo de 2009

Bolbieron las clase

Bolbieron las claseBolbieron las clase, por suerte, un anio más para ilustrarnos como dijo el padre Artigas.
Aller no ubo porque llobía, pero ya hoy se acabaron las escusa, y ayá fuimos.

El anio pasado no aprendimos mucho, la maestra casi no hiva, y cuando hiva no mandava deveres ni a veses tampoco hasíamos nada en la clase, miravamos películas por si le dolia la cabesa.

El lune, como es un día duro porque bolbíamos a la tarea, no havía deveres por eso, y el bierne, como terminava la aticbidad semanal y ya casi llegava el fin de semana, para empesarlo descansados, no asíamos nada tampoco.

Deve ser por esa rasón que no nos acordamos ni las tablas, ni los bervos, ni nada.
Este anio la maestra del anio pasado no está, o capas que sí, y ya faltó el primer día.
Derrepente la asendieron a inscpetora o ministra de educasión incluso, quién sabe !

Hojalá este anio las cosas anden bien.
Qué importante es la educasión púvlica, gratuita y hovligatoria, uno de los signos distintivos que nos asen uno de los países más cultos del continente.

Los peligros de usar moña azul

Rayas y centollas
Darle bola a nuestro absolutamente incompetente servicio meteorológico es un acto de fe que parece al menos inocente.

Hace pocas semanas hubo a la interna de la Dirección de Meteorología severas denuncias de los funcionarios, que manifestaban que no tenían la capacidad de ofrecer un servicio adecuado por la absoluta falta de recursos de esa repartición.

Antes de eso, el mismo presidente de la república, el año pasado, a la hora de decidir la realización o no de un acto en Montevideo, ignoró olímpicamente a esa Dirección, pidiendo al servicio de la Armada que le hiciera un pronóstico.

Y es que la probada incompetencia de la Dirección Nacional de Meteorología no es noticia de hoy.
El temporal del 2005, uno de los más feroces que registra la historia del país, fue a tal punto ignorado, que ni siquiera cuando la tormenta comenzó a azotar Colonia, se lanzó por parte de esa oficina una alerta para el resto del país, porque "el modelo" bla bla bla....

El 23 de febrero de este año, en cambio, sí hubo alerta meteorológica, el modelo avisó.
Parecía que se iba a venir el fin del mundo, pero no pasó de unas lluvias fuertes.
En cambio el domingo "el modelo" no anunció la tremenda lluvia, con fuerte granizo incluído, que entre otras cosas obligó a suspender algún partido de fútbol.

Ahora meteorología lanza una nueva alerta meteorológica para martes, miércoles y jueves, el modelo se puso como loco.
El martes no pasó nada, pero en base a ese pronóstico de cuasi debacle, se suspendió el inicio de clases, corriéndolo para el día siguiente.
En estricta atención a la coherencia cabe reparar en algunas cuestiones sobre esa decisión.
La primera, si la alerta es para tres días, y pasa el primero sin que haya más que alguna nube, cabe tomarse tan a pecho lo demás ? Asumamos que sí.
Si la alerta era para tres días, por qué se pasó el inicio de miércoles a jueves, siendo que para este día también había alerta ? no debía correrse para el viernes?
Por último... por qué la medida se hizo efectiva únicamente para las escuelas públicas ?
Es que los rayos, los árboles en la cabeza, las ramas, las áreas anegadas o inundadas, o los eventuales accidentes de tránsito, son por ventura antivarelianas ?
Será que los rayos y las ramas de los árboles le apuntan sólo a los de moña azul ?
No me digan que "el modelo" también dijo eso.
Los colegios privados dan tanto mejor servicio que sus niños cuentan con la garantía de que ningún árbol ni columna de alumbrado caerán hasta que se encuentren convenientemente lejos ?
Si la situación de peligro es tal, los niños son todos niños, vayan al colegio que vayan, y el CODICEN tiene autoridad sobre toda la educación, no sólo la pública.

Pocas horas después de decidida la medida, ya podían escucharse voces en los medios que discrepaban con la decisión de suspender el inicio de clases para los públicos.
Para algunos fue un apresuramiento, vista la incompetencia demostrada por los predictores del tiempo, y se podría simplemente haber advertido sobre el peligro, y decidido que no se pasaría lista en ninguna institución (no sólo las públicas), dejando a los padres la decisión llegada la hora de salir o no.

Lo real, ya con el diario del lunes, en este caso, del jueves, es que quienes dijeron que era apresurado tenían razón.
Pero bueno, puede argüirse que había riesgo para los niños, y que toda precaución es poca. En ese caso el riesgo es para todos los niños, y la precaución también.
Lo que me preocupa, más allá del descalabro que provoca andar cambiando de planes sobre la marcha, es que si por cada lluvia fuerte se lanzará una alerta meteorológica de tres días tan mamarrachesca como esta que pasó, los niños, que ya el año pasado se calcula que perdieron un 20% de horas de clase por faltas de docentes, este año pasarán bailando la danza de la lluvia en sus casas y perderán el doble.

Lo peor va a ser cuando un día, por algún azar del destino, la Dirección Nacional de Meteorología le emboque a un pronóstico y nadie lo crea.
Porque desde la burrada del 2005, con cada nube medio fea alguno sale gritando que viene el lobo, y la verdad es que hasta ahora el lobo no volvió a aparecer.

El luchador


"El luchador", del director Darren Aronofsky es la otra película que tuvimos ocasión de ver en estos días.
Debo reconocer que mi entusiasmo por verla no era demasiado a priori, pero luego de escuchar algunas críticas positivas sobre la película aumentó un poco.

Mickey Rourke no es un actor de mi predilección, pero hay que reconocer que está muy bien en el papel.

La película muestra la interna de la lucha libre en el ambiente de los veteranos, ya fuera del circuito importante, de los "jóvenes".
Allí Rourke encarna a Randy Robinson, una antigua gloria de ese deporte, ya en decadencia, que hace peleas de exhibición por dos mangos, mientras alterna su pasión por la lucha con changas y trabajos miserables y una vida solitaria.
La película es bastante triste, y por momentos se hace algo pesada, mostrando en detalle lo difícil de la vida del protagonista, alejado de su hija, con quien tiene una relación casi inexistente, enfermo, y sin dinero para pagar ni el lugar en que vive, por destinar todos sus ingresos a mantenerse en buena forma para la lucha y en visitar a la mujer de la que está enamorado, una stripper interpretada por Marisa Tomei.

Es bastante recurrente en el cine independiente norteamericano, la visita a estos personajes, derrotados, decadentes, que usualmente la gran industria deja de lado en pos de argumentos más taquilleros.

La música, con reminiscencias metaleras y ochentosas, tiene por allí a Quiet Riot, Cinderella, o Scorpions, entre otros, acompañando muy bien las crudas y adrenalínicas escenas de lucha que contrastan con los rutinarios y grises anticlímax de la vida cotidiana del personaje.

Una película para ver con no demasiado sueño, ni demasiado bajoneado, pero que creo que vale la pena ver en alguna ocasión.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Divague en cadena

Trataba de recordar una película que vi hace... ¿cuánto? más de 20 años quizás, aunque es mucho más vieja que eso.
La ví en VHS, así que hace mucho; y ni siquiera estoy seguro que fuera original o fue de los primeros videos...



En los 80's mi tío viajaba mucho, y de uno de aquellos viajes nos trajo de regalo un videoreproductor de VHS muy coqueto.
Lástima que en Montevideo aún no existían los videoclubes.
Bueno, casi.
Había un lugar en el centro, cerca de la plaza de los bomberos, donde alquilaban películas, tipo videoclub, pero trucho, en realidad era una casa de reparación de televisores que aprovechaba la ausencia de regulación y competencia, alquilando películas a los 4 gatos locos que en esa época en Montevideo tenían un video.
Curraba con la cosa del cambio de norma para ver los NTSC y los PAL, y de paso con las películas.
Es que no existía distribución, el tipo vaya a saber de dónde las sacaba, algunas se veían pésimo (posiblemente eran copia de copia), otras estaban a todas luces grabadas de la tele, a veces hasta se alcanzaba a divisar el corte de la tanda, y en algunos mínimos casos las traería de España por alguien, ya que estaban dobladas en un castellano muy castizo.
Te los daban en un VHS Kodak, o Fuji, con la cajita con que se compraba, y afuera, a veces a mano, otras con una etiquetita impresa, decía el título.
Creo que por esa época fue que ví esta película.



No sé por qué me acordé...
Bah, sí se por que, pero podría haber sido cualquier otra.
Hace unos días veía en la TV a Susana Giménez muy sacada porque asesinaron a un amigo suyo, manifestándose a favor de la pena de muerte.
Volví a ver ayer a un político, no importa de qué partido, hablando del endurecimiento de las penas.
Eso me dejó pensando, y una cosa llevó a otra.



Cada vez que escucho hablar de la pena de muerte pienso lo mismo.
Entiendo al tipo que en medio del dolor y la ira de haber sufrido un episodio de violencia, o de haber perdido a algún ser querido, quiere matar a alguien.
Es entendible y creo que yo en esa posición querría lo mismo.
Otra cosa es que el Estado actúe igual que un ciudadano enfurecido.
Creo que el Estado debe ser más racional, y cuando no lo es ocurren desastres como los que ya conocimos.
Siempre pienso que con nuestra policía poco preparada y en tantas ocasiones corrupta, y nuestro sistema judicial tan ineficiente, la pena de muerte sería peligrosa.
No sería la primera vez que la "justicia" se equivoca, y el sentenciado resulta que no era culpable.
No sería la primera vez que, como hay que resolver la mayor cantidad de casos posibles porque la "sensación térmica" y la opinión pública presionan, un detenido por una cosa, luego de un "sagaz interrogatorio" acaba confesando hasta el asesinato de Kennedy.
Si alguien fue en cana equivocadamente, mal que bien, se arregla, pero si lo limpiamos y resulta que no era ?
Me molesta además el uso político que se hace de estos temas.
En vez de combatir las causas del delito, en vez de tener una policía mejor paga, mejor equipada, más eficiente y profesional, hay quienes eperan un episodio desgraciado para proponer la pena de muerte o endurecer las penas, como si el tipo que te pega un tiro calculara si le conviene, si en vez de 30 años se come 50 en el poco probable caso de que lo agarren.
Hace años que opino que a un sistema corrupto, darle el derecho a decidir sobre la vida y la muerte de nosotros, los ciudadanos indefensos, me parece demencial.
Quién te dice que mañana no aparecen 3 que te señalan con el dedo acusándote de algo que no hiciste ?
Cuánto juegan los prejuicios, la mala fe, y hasta la ignorancia ?
Alguien se animaría a darle un arma a algún enemigo y decidir quién vive y quién no ?
No hay jueces, policías, testigos, corruptos, capaces de mentir de incriminar por razones personales o hasta políticas ?
Es fácil decir que hay tipos que merecen ser ejecutados, pero si el acusado de algún crimen monstruoso es tu hijo, tu hermana, tu mejor amigo, tu viejo... y si 3 años depués no era culpable, quién te lo devuelve ?.
Habrá quien piense que un ejecutado por error es un margen pequeño y razonable a cambio de decenas que sí son culpables, para mí no.
Será por eso que la pena de muerte me resulta un recurso inaceptable.
Si alguien me dijera que existe un método infalible, donde nunca podría ir por error, injustamente un tipo a la silla eléctrica, la inyección letal o el paredón, capaz que ahí me lo pensaba de nuevo.



Pero bueno, estaba hablando de aquella película.
Es sobre dos condenados a muerte y ejecutados en la silla eléctrica.
Tenía una música espectacular, y un argumento basado en hechos reales, de esos que hielan la sangre.
A dos tipos los acusan de asaltar un banco y matar a dos personas.
Eran italianos, en Estados Unidos, en una época en que el sentimiento anti-inmigrantes era muy fuerte, eran anarquistas, y esto estaba mal visto.
No fue un error judicial, sino un intento por dar un castigo ejemplarizante a integrantes de grupos considerados indeseables.
Se usó el sistema para dar un escarmiento a personajes que no gustaban a los grupos más conservadores en el poder.
Se falsificaron evidencias, se suprimieron testimonios, se ignoraron coartadas y evidencia a favor, y hasta se plantó evidencia falsa, con tal de condenar a los dos acusados.

El juez, que pidió que lo eligieran a él para juzgarlos, según parece dijo en el juicio sobre uno de los acusados: "Este hombre, aunque no haya en realidad cometido ninguno de los crímenes que se le atribuyen, es sin duda culpable, porque es un enemigo de nuestras instituciones".
En otra ocasión, en medio de una discusión, el mismo juez habría dicho: "¿Vio lo que hice con esos bastardos anarquistas el otro día?".
Ese juez fue el encargado de impartir justicia, y de decidir que serían ejecutados.

Cuando fueron a la silla eléctrica tenían 36 añós uno, 39 el otro.
Eran dos trabajadores, inmigrantes italianos, zapatero uno, empleado de una pescadería el otro.
Sus nombres, Ferdinando Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti.

Luego de sus muertes, hubieron protestas en muchas ciudades del mundo, desde Tokyo a Londres, huelgas en América Latina, y hasta disturbios en Francia o Alemania.
Ya muertos surgió evidencia de que eran inocentes, que el juicio tenía severos vicios, y que habían sido injustamente condenados.
Es en parte el argumento de una película, pero es lo que ocurrió alguna vez, hace poco más de 80 años.



La película, "Sacco & Vanzetti", fue dirigida por Giuliano Montaldo, y protagonizada por Gian Maria Volontè.
Tiene una banda sonora muy famosa, una música espectacular compuesta por el gran Ennio Morricone.
Quizás la pieza más conocida sea la que canta Joan Baez, con música de Morricone, una canción preciosa, titulada " Here's To You".


Joan Baez - Here's to you


Yo años después, en casa de una amiga, encontré el disco de la película, y traía una versión en español muy buena, creo que era de Moustaki.
Me quedó grabado un verso de esa versión:
Morir les dió libertad
y un lugar en mi corazón
.
En la versión en inglés, la voz de Joan Baez no voy a descubrirla yo, es impresionante, y la melodía es buenísima.
Pero claro, es de Morricone, que es un capo.



Ennio Morricone fue compañero de colegio de Sergio Leone, y luego sería él quien pusiera música a todas las películas de su amigo.
Tiene realizados más de 500 trabajos, una bestia.
Entre tantas, quizás mi preferida sea la música de El bueno, el feo, y el malo.



Es fácil ubicar la música de esa película, es conocidísima, y los Ramones comenzaban sus conciertos con esa música.
En el álbum "Loco Live" puede escucharse un fragmento.
Cuando estuvieron aquí, en Montevideo, en el Palacio Peñarol, comenzaron también con un fragmento de esa música de Morricone como introducción.



Fue un gran concierto aquél, inolvidable haber podido verles.
Recuerdo que salté en medio del pogo general, del primer tema hasta el último; grandioso...
Pero bueno, eso sería otro tema, no quiero irme por las ramas...

martes, 3 de marzo de 2009

La duda

La duda
Días pasados nos decidimos a ver "La duda", película basada en la obra teatral de John Patrick Shanley que fuera premiada con el Pulitzer en 2005, y fuera adaptada al cine y dirigida por el mismo Shanley.

La película está notablemente actuada por Meryl Streep y Philip Seymour Hoffman, correctamente acompañados por la joven Amy Adams.
Se ambienta en un colegio católico, a mediados de la década del 60, en Nueva York, bajo la presidencia de Kennedy.
Relata el enfrentamiento de una monja conservadora, directora del colegio, con su superior, un joven sacerdote progresista a cargo de la parroquia; personajes que tienen enfoques diametralmente opuestos sobre lo que la iglesia y la educación de los niños deben ser.

Producto de que a la monja no le agradan las maneras del sacerdote, decide que algo anda mal con él.
Así, acaba convencida, aunque sin pruebas, de que el cura mantiene una relación impropia con uno de los niños, el único estudiante negro de la escuela, al que el sacerdote ha apadrinado.

El argumento tiene cuestiones interesantes, y planteamientos que hace que la película, aún siendo lenta, mantenga el interés en todo momento, apoyado sobre todo en una gran calidad actoral de los protagonistas.
Si vale la convicción propia, aún sin pruebas, para manchar la reputación de otra persona, si es válido mentir para alcanzar una "verdad" posterior, si la iglesia debe permanecer fiel a su tradición a ultranza o debe aggiornarse para mantener su vigencia. Son los temas más relevantes que aparecen a lo largo de la casi hora y media que dura.

Sin embargo, de repente, esa película que viene bien, que mantiene el interés... se termina.
Y termina mal, termina dejando una sensación de ni fu ni fa, como si al editarla le hubieran sacado 20 minutos más de desarrollo argumental, y los personajes, que durante la película tienen gran fuerza, acaban deshilachándose con actitudes poco convincentes.

Creo que la idea era dejar un final abierto, donde a nosotros, espectadores, nos quedara la "duda" del título.
Pero creo que no consigue hacerlo bien.
Vamos, que a mi me gustan los finales abiertos, sugerentes, donde te quedas adivinando un desenlace, no es este el caso.
Aquí simplemente se termina pobremente, flojito, con un diálogo final de esos que todo lo explica sin explicar lo importante.
Más que un final abierto, un final mal cerrado, para una película que vale la pena por dos grandes actuaciones, por los sermones del cura, y no mucho más.

Quiero creer que el guión que ganara el Pulitzer tenía matices que en la película se perdieron, o un final un poco más contundente.

Terminó, y nos miramos como diciendo "y ?, se terminó así ?".
Sí, se terminó así.

Dando vueltas

Toca irse de nuevo, como siempre sin ganas.
Aún sabiendo que la vuelta es rápida, irse es siempre irse, y no está bueno.

Me acompañan hoy en el camino algunas canciones de M-Clan, un gran grupo español, de Murcia más exactamente, que hace algunos días vengo escuchando mucho.
Elijo una que seguramente escucharé en un rato más, viendo pasar el repetido y tedioso paisaje del camino de vuelta, igual al de venida, y tan distinto.


M-Clan - Dando Vueltas